Conoce las herramientas secuenciales para la Creatividad

herramientas_secuenciales_creatividad

 

Existen muchas formas de desatar ideas creativas, algunas formas estructuradas y secuenciales buscan seguir una serie de pasos o procedimientos continuos para generar ideas.

 

Las herramientas secuenciales para la creatividad más conocidas son:

 

  • el método Scamper,
  • la caja morfológica y
  • los 6 sombreros para pensar.

 

El Metodo Scamper, es una técnica de creatividad que consiste en aplicar una serie de acciones de manera de explotar posibilidades creativas de un producto o un servicio. Su nombre viene de usar los verbos: Sustituir, Combinar, Adaptar, Modificar, Proponer, Eliminar y Reordenar.

 

La caja morfológica, es una herramienta de creatividad que consiste en identificar los atributos de un producto o servicio y luego explotar posibilidades adicionales, siguiendo una secuencia de manera de ampliar las ideas creativas.

 

Los seis sombreros para pensar, es una herramienta que permite pensar y evaluar propuestas creativas desde diferentes ópticas o personalidades las cuales están asociadas a los colores del sombrero.

 

Los seis sombreros para pensar es una herramienta que permite pensar y evaluar propuestas creativas desde diferentes ópticas o personalidades, las cuales están asociadas a los colores del sombrero.

 

En ese sentido el color BLANCO significa, una mirada objetiva a los datos y a la información, el color ROJO: Legitimar los sentimientos, presentimientos y la intuición. El color  NEGRO: Significa la crítica, lógica negativa, juicio y prudencia.  El AMARILLO: Simboliza el optimismo, lógica positiva, factibilidad y beneficios. El color VERDE: La oportunidad para expresar nuevos conceptos, ideas, posibilidades, percepciones y usar el pensamiento creativo y finalmente el color AZUL significa el control y gestión del proceso del pensamiento.

 

El proceso de pasar de las ideas hasta la elaboración de una innovación algunas veces puede ser producto del azar o de un accidente, y eso permite que justo se conjuguen aspectos claves que dan origen a una innovación.

 

Sin embargo, este proceso puede ser ejecutado siguiendo una metodología de siete pasos que se deben recorrer.

 

Primer paso es la manifestación de una necesidad o el reconocimiento de un problema que se quiere resolver.

 

Segundo paso es la preparación o acumulación de datos, que consiste en el acopio de datos relacionados con el problema a resolver.

 

Tercer paso, es el proceso de incubación, que consiste en la construcción conceptual de objetos materiales o no materiales, que den respuesta a los cuestionamientos, necesidades y deseos.

 

Cuarto paso es, la anticipación de soluciones, estructuración de ideas que apuntan a un nuevo orden. En esta etapa se siente que la solución ya está realmente al alcance de la mano, a pesar de que todavía no puede ser vista totalmente.

 

Quinto paso es la iluminación, la aparición repentina de la solución, el instante “eureka”. Es el resultado de períodos bastante laboriosos de preparación.

 

Sexto paso es la elaboración de la idea o modelos, se elabora la idea, prototipo, modelo o cualquier representación más acabada de la solución encontrada.

 

Séptimo y último paso es la verificación, mediante pruebas y ajustes de la pertinencia y viabilidad de la solución. La verificación es la necesidad de comprobar que la idea adoptada como solución es adecuada.

 

curso-online-emprendedores-academia-gerencial

 

 

Para aprender más de creatividad e innovación, y comentanos sobre qué temas relacionados quieres saber para ayudarte a desarrollar tus competencias en estos temas.