Cada nuevo año nos ofrece oportunidades de cambio

cada-nuevo-ano-nos-ofrece-oportunidades-de-cambio

El inicio de un año es siempre el momento de pensar en una vida más sana, en hacernos las promesas de comenzar o retomar los estudios, la dieta, de culminar la carrera o de tomar el curso de inglés. Cualquier nue­vo propósito es bueno en cuanto apunte a la mejora personal. Sin embargo, existen muchos aspectos que compiten con esos buenos propósitos, con esos deseos que nos hacemos y que muchas veces fallamos.

 

Expertos dicen que la clave es volver los deseos en conductas, que se puedan eje­cutar frecuentemente. Cuando algo se convierte en hábito podemos decir que el cambio se ha logrado.

 

4 CONSEJOS PARA LO­GRAR LOS RESULTADOS DESEADOS

 

  1. Identifica tus intereses

El primer paso es identificar con total claridad cuáles son los re­sultados que aspiras lograr, poder conocer cuál es el resultado de­seado es muy importante para separar los aspectos importantes de los que no lo son.

“…la clave es volver los deseos, en conductas que se puedan ejecutar frecuentemente…”

Muchas veces no hacemos el ejercicio porque no damos la misma importancia a la salud, que al tra­bajo, a los amigos, a practicar un hobbie, a la familia o a los estu­dios. El ejercicio podría llevarse a números y repartir un 100% del esfuerzo en cada uno de los fac­tores, eso daría claridad de cuá­les son los prioritarios y debería disponerse de un tiempo similar para cada aspecto.

Esto no es más que darle tiempo y energía en forma proporcional a los intereses y los resultados deseados.

 

  1. Planifica tus actividades

Eso quiere decir que serás más productivo y eficiente si planificas las actividades con antelación, pero siempre dentro de las prioridades establecidas.

 

El manejo del tiempo es de gran importancia para conseguir los logros establecidos. Cuando planificas actividades y tareas, siempre es importante considerar tiempos de ocio al igual que es­timar los “tiempos de calidad”; es decir, que el tiempo programado para cualquier actividad al finalizarse pueda decir valió la pena. Esto aplica para un encuentro familiar, una reunión con amigos o incluso el tiempo para ver televisión.

 

  1. Haz una lista de tareas y con­trólalas frecuentemente

Este método es muy útil, por cuanto las nuevas tareas deben incorporarse al listado y las que se vayan realizando deben irse tachando. Poner colores permite identificar las tareas claves que apuntan a los resultados que se desean para el año, de tareas más rutinarias o que no apuntan a los principales objetivos del año.

 

Siempre hay que hacer un ma­yor esfuerzo por cumplir las ta­reas que apuntan a los objeti­vos que nos hemos planteado y que son nuestra prioridad. Haz siempre las tareas que son de mayor importancia para lograr los objetivos.

 

  1. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy

Ya que se acumulan las activi­dades y tareas y eso crea una desmotivación. Cumplir con las tareas programadas genera un buen hábito que refuerza la dis­ciplina y crea un círculo virtuo­so de optimismo por los logros. Una recomendación es dividir tareas grandes en tareas más pequeñas, que per­miten generar logros más pequeños.

 

Aprovecha este ini­cio de año para hacer ajustes y cambios que te permitan cumplir con esos nuevos y buenos deseos para el 2017, de ti depende.

Mary Flor Domínguez

Mejora tus habilidades y organiza tus metas ejecutando un Pensamiento Estratégico con éxito.  Inscríbete en el Curso de Pensamiento Estratégico aquí.